Plaza de la Trinitaria 4, El Millón. Sto. Domingo
Llámanos: (809) 947.1368

¿Limpieza o Desinfección? 8 pasos a seguir
5 febrero, 2018

¿Crees que es lo mismo limpieza que desinfección?  la respuesta es clara pero.. sabemos la diferencia?

  • Limpieza:

Consiste en quitar la suciedad de algo, pero sin llegar a eliminar por completo los gérmenes.

  • Desinfección:

A diferencia de la anterior, cuando desinfectamos sí que estamos acabando con los microorganismos nocivos y evitando su desarrollo gracias al uso de un producto químico.

¿ Por qué es  tan importante la limpieza y desinfección?

Algunas de las razones que nos llegan a la cabeza son:

  • Cuidar la imagen de la empresa
  • Prevenir la contaminación de productos alimenticios
  • Evitar la propagación de enfermedades o su contagio
  • Alargar la vida útil de las instalaciones, locales, utensilios y el equipos, entre otros..

¿Métodos para  limpiar y desinfectar adecuadamente?

Limpiar:

  • Prelimpieza: Es la eliminación grosera de la suciedad o acondicionamiento en seco. Nunca se debe barrer con serrín por los gérmenes que puede dispersar. El barrido siempre se realizará en húmedo o con aspiradora.
  • Limpieza principal: Es la aplicación de un detergente adecuado para eliminar la suciedad de las superficies alcanzando todos los rincones.
  • Enjuagado: Es la eliminación de la suciedad disuelta en el detergente con abundante agua.
  • Secado: Para secar es conveniente usar siempre papel, ya que los paños si no están extremadamente limpios, pueden contaminar y ensuciar de nuevo. Si se va a realizar una desinfección, debe hacerse entre el enjuagado y el secado final. Es necesario entonces eliminar los restos de desinfectante con agua antes de secar.

Desinfectar:

  • Por calor: Es el método de desinfección más eficaz ya sea con chorros de agua caliente a 80ºC o por vapor de agua a 85ºC durante 2 minutos como mínimo. El calor actúa sobre los gérmenes desnaturalizando sus componentes. Este es el que se utiliza en el lavavajillas.
  • Por cloro hipoclorito de sodio (lejía): Es un excelente desinfectante, uno de los más usados, no es costoso y no deja olor ni sabor si se usa en concentraciones correctas de —100 a 200 mg/l de cloro disponible—. Su acción bactericida es muy amplia ya que elimina las principales bacterias patógenas para el hombre incluyendo algunas esporas. Pero si se utiliza en concentraciones altas es corrosivo, ataca a los metales.
    No destruye la materia orgánica de los alimentos y es muy irritante para las mucosas y la piel del hombre. No debe mezclarse con productos amoniacales o ácidos porque desprende gases tóxicos.
  • Desinfectantes-bactericidas: Estos son específicos para el uso alimentario y tienen total garantía de eficacia. Son marcas comerciales registradas, producto de la investigación y que están perfectamente legalizadas. Tienen alto poder desinfectante y presentan siempre la misma concentración a lo largo del tiempo.

Esperamos que estos consejos  te puedan ayudar a la higienización de tu empresa u oficina. Recordando que Janser te ofrece los mejores servicios de limpieza profunda en tu área de trabajo y demás.

 

Para mayor información cotiza con nosotros en nuestra página web o llama al 809 947 1368

Janser, más alcance menos problemas. 

 

Volver