Plaza de la Trinitaria 4, El Millón. Sto. Domingo
Llámanos: (809) 947.1368

5 trucos eficaces para eliminar las manchas en el sofá
26 enero, 2018

Es muy probable que donde pasemos más tiempo, sea en el sofá de nuestra casa. Es por eso que, más allá de la importancia de lo estético, las manchas del sofá afectan a su higiene. En algunos casos estos son restos orgánicos, y como tales se pudren y generan microorganismos y bacterias nocivas para nuestra salud.
Existen tipos de manchas, pero las más habituales son de vino, café, frutas, tinta o de chicle. A continuación, te mostramos trucos para cada una de ellas.
  1. Vinos

Para quitar las manchas de vino de la tapicería del sofá tienes dos opciones. Bien con una solución a base de limón y sal como base o con detergente de lavavajillas.

Primero empapa la mayor parte que puedas del vino derramado con papel de cocina. Deberás apretar hasta que notes la ausencia de humedad. Una vez que esté seco, pasarás a aplicar la solución con limón y sal.

Para ello, echa un poco de agua de sifón sobre la mancha. Si no tienes, puedes utilizar agua con gas. A continuación, echa sal fina en la mancha, dejando que absorba de nuevo el vino. Pon unas gotas de limón encima de la mancha, y deja que actúe entre cinco y diez minutos. Por último, lava con agua y jabón y deja secar. Preferiblemente al sol.

  1. Café

El café es probablemente el líquido que más a menudo se derrama en un sofá. Si no se quita en el momento, deja una mancha más difícil de eliminar con posterioridad.

En este caso, te recomendamos que primero pases un paño de microfibra por la superficie manchada. Cuanto más líquido absorbas en este primer paso mejor.

Luego, mezcla a partes iguales la sal y el vinagre. Formando una solución de ambos elementos. Frota con ella la mancha, y cúbrela con un paño seco. Déjala actuar durante veinte minutos y observa el resultado. Si la mancha no se ha ido del todo, aprieta con el paño hasta extraer la humedad restante.

  1. Frutas

Manchas de frutas, incómodas y pegajosas. Estás dejan fácilmente restos orgánicos que interfieren con la correcta higiene del sofá. Para quitarlas, puedes utilizar este truco.

Coge un paño, preferiblemente de microfibra. Y aplica agua oxigenada. Con este remedio, además de quitar la mancha, estarás eliminando bacterias por oxidación.

  1. Manchas de tinta

Para este tipo de manchas, lo único que tendrás que hacer será utilizar un trapo de microfibra con un poco de sal. Primero humedece el paño, con agua tibia, y úntalo después con cloruro sódico. Si lo haces, verás que poco a poco la mancha comienza a desaparecer.

  1. Manchas de chicle

Las manchas de chicle son incómodas, dado que a ellas se adhiere fácilmente la suciedad, se pegan en todas partes y repercuten negativamente en la higiene de cualquier superficie. Quitarlas no es sencillo, pero es posible.

Debes congelar la superficie en la que está pegado el chicle. El frío es especialmente útil a la hora de deshacernos del chicle. Para eliminarlo, quitaremos primero todo el chicle que no esté pegado a los tejidos.

Luego, utiliza una bolsa llena de hielos para cubrir la superficie afectada. A continuación, cuando este se haya congelado, cogeremos un cuchillo con superficie sin afilar, con cuidado de no dañar el tejido. Con un cepillo de dientes podrás quitar el excedente restante.

Volver